La NASA revela cómo afectará el “mínimo solar” a la tierra

La Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA por sus siglas en inglés), reveló que el sol se dirige hacia el mínimo solar. Los conteos de manchas solares fueron relativamente altos en 2014, y ahora se deslizan hacia un punto bajo esperado en 2019-2020.

El sol vive en momento en dónde se reducen sus manchas solares, que están fuertemente magnetizadas y crepitan con explosiones solares-explosiones magnéticas que iluminan la Tierra con destellos de rayos X y radiación ultravioleta extrema.

Cada 11 años más o menos, manchas solares se desvanecen, trayendo un período de relativa calma. “Esto se llama mínimo solar”, dice Dean Pesnell del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, MD. “Y es una parte regular del ciclo de las manchas solares.”

Mientras que la actividad intensa como manchas solares y bengalas solares disminuye durante el mínimo solar, eso no significa que el sol se vuelva aburrido. La actividad solar simplemente cambia de forma.

Por ejemplo, dice Pesnell, “durante el mínimo solar podemos ver el desarrollo de agujeros coronales de larga vida”.

Los agujeros coronales son vastas regiones en la atmósfera del sol donde el campo magnético del sol se abre y permite que las corrientes de partículas solares escapen al sol como el viento solar rápido.

“Vemos estos agujeros a lo largo del ciclo solar, pero durante el mínimo solar, pueden durar mucho tiempo de seis meses o más”, expresó Pesnell.

Las corrientes de viento solar que fluyen de los agujeros coronales pueden causar efectos climáticos espaciales cerca de la Tierra cuando golpean la Tierra campo magnético. Estos efectos pueden incluir perturbaciones temporales de la magnetosfera de la Tierra, llamadas tormentas geomagnéticas, auroras, e interrupciones de las comunicaciones y sistemas de navegación.

Durante el mínimo solar, también cambian los efectos de la atmósfera superior de la Tierra en satélites en órbita terrestre baja.

Normalmente la atmósfera superior de la Tierra es calentada e hinchada por la radiación ultravioleta del sol. Los satélites en órbita terrestre experimentan fricción mientras recorren las afueras de nuestra atmósfera.

Esta fricción crea resistencia, haciendo que los satélites pierdan velocidad con el tiempo y eventualmente vuelvan a la Tierra, arrastrando basura espacial; natural y artificial que órbita alrededor de la Tierra.

Pero durante el mínimo solar, este mecanismo de calentamiento natural disminuye. La atmósfera superior de la Tierra se enfría y, hasta cierto punto, puede colapsar.

Existen efectos climáticos únicos en el espacio que se hacen más fuertes durante el mínimo solar. Por ejemplo, el número de rayos cósmicos galácticos que alcanzan la atmósfera superior de la Tierra aumenta durante el mínimo solar. Los rayos cósmicos galácticos son partículas de alta energía aceleradas hacia el sistema solar por distantes explosiones de supernova y otros eventos violentos en la galaxia.

“Durante el mínimo solar, el campo magnético del sol se debilita y proporciona menos blindaje de estos rayos cósmicos. Esto puede representar una mayor amenaza para los astronautas que viajan por el espacio”, indicó Pesnell.

El mínimo solar provoca muchos cambios en nuestro sol, pero una menor actividad solar no hace que el sol y nuestro entorno espacial sean menos interesantes.

(Con información de: NASA / Foto: Especial).

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s