Hijo de funcionario detenido, solo cobraba una deuda no estaba secuestrando: FISDAI

El hijo del coordinador Centro de Control, Coordinación, Comando y Cómputo (C5) de Puebla, fue detenido por el delito de secuestro el pasado miércoles en San Pedro Cholula junto con tres sujetos.

Silvestre Aníbal Garma de 27 años,  fueron detenidos cuando viajaban en exceso de velocidad en un auto Chevrolet Malibú, con vidrios polarizados, sobre el Bulevar Forjadores, fue entonces que elementos de la Policía Municipal de Cholula le marcaron el alto.

Cuando uno de los oficiales se le acercó, un pasajero dijo que había sido privado de su libertad, detalló que los captores lo obligaron a firmar pagarés por un millón, 250 mil pesos y entregarles una camioneta Dodge Journey para que lo liberaran.

Ante lo sucedido los policías detuvieron a Silvestre Aníbal junto con otras dos personas identificadas como Luis M. de 23 años y Miguel M. de 40 años, a quienes les confiscaron un arma de fuego calibre 9mm con nueve cartuchos útiles.

El arma decomisada es exclusiva del ejército, pero tenía un permiso  vigente de la Secretaría de la Defensa Nacional, aunque se especuló que los sujetos estaban relacionados en otros casos de extorción y secuestro en la entidad.

Justificaron que estaban cobrando una deuda y que no era un secuestro, por tal motivo la Fiscalía Especializada en Delitos de Alto Impacto (FISDAI), liberó al hijo del C5 de Puebla y a los otros dos sujetos involucrados en el supuesto secuestro de Alejandro Alán Núñez.

Silvestre Aníbal trabaja en una empresa con dónde la propietaria, Yanina Álvarez Mora,  habría prestado a Alejandro Alán Núñez, un millón 250 mil pesos para instalar un cibercafé.

El presunto secuestrado aceptó pagar su deuda firmando unos pagarés, una camioneta y un automóvil Audi que irían a recoger a casa de su madre. Sin embargo la duela de la empresa Quimonia Solutions indicó a  Garma, pidió acompañar a Muñoz para recoger las identificaciones y los vehículos.

Según las pesquisas de la FISDAI, se dirigieron a casa de Alejandro Alán Núñez Morales en donde fueron abordados por policías de San Pedro al traer vidrios polarizados, cuando se percataron que Muñoz Cabrera portaba un arma escondida y Núñez Morales les dijo que era víctima de un secuestro.

(Con información de: Zócalo y Cambio / Foto: Especial).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s