Frustran suicidio colectivo entre varios jóvenes de vario países pactados en redes sociales

Autoridades españolas con ayuda de una investigación de Ertzaintza, frustraron un intento de suicidio colectivo de un grupo de personas residentes de varios países, con la detención del presunto inductor, que resultó ser un joven de 17 años en Argentina.

Hasta el momento no se ha dado a conocer el número total de personas y nacionalidades que iban a suicidarse, ya que continúan las investigaciones, detalló el Departamento Vasco del Interior.

Ante el suceso fueron alertados organismos internacionales como la Interpol, ya que se encontraban involucradas personas en ambos lados del atlántico por lo que se pidió apoyo a las autoridades especializadas de los países involucrados.

El 19 de julio, Ertzaintza, comenzó sus investigaciones cuando agentes especialistas criminal, detectaron en redes sociales una comunidad llamado “suicidio pactado” en dónde un grupo de personas de varios países iban a tener lugar a fin de año.

Después los agentes detectaron que el presunto inductor había adelantado la fecha al 17 de agosto, día del aniversario de fallecimiento de un allegado, por lo que iniciaron a localizar los rastros dejados por el grupo en redes sociales y solicitaron información a distintas empresas suministradoras de internet.

Gracias al apoyo de estas, se logró identificar al presunto inductor del suicidio colectivo, quien fue localizado en Argentina, con ayuda de Interpol, Ertzaintza se puso en contacto con autoridades del país sudamericano y el 11d e agosto detuvieron al joven en su domicilio de San José, provincia de Entre Ríos.

En la habitación del menor se localizaron materiales informáticos, cuchillos y cutters, gasas, y gasas impregnadas de sangre, por lo que el joven se encuentra bajo tutela de especialistas psiquiátricos.

La investigación permanece abierta para identificar a todas los implicados y descartar la existencia de otros grupos que pudieran haber sido creados por el menor con las mismas intenciones.

La Ertzaintza ha indicado que, aunque los hechos se asemejan al juego conocido como la ballena azul, también orientado a conseguir el suicidio de otras personas, este caso presenta una diferencia fundamental: no tiene fases progresivas en las que la víctima se encamina individualmente hacia la muerte. Aquí, por el contrario, el supuesto inductor trata de lograr el compromiso del grupo para consumar de manera conjunta el suicidio de todos sus integrantes.

(Con información de: El País / Foto. Especial).

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s