Situación financiera en Tabasco podría presentar problemas: Moody’s

Debido a la posibilidad de que las métricas financieras y de liquidez de Tabasco enfrenten presión en el corto plazo como resultado de la disminución de los ingresos, Moody’s mantuvo la perspectiva Negativa de la calificación de emisor del estado.

Asimismo, la economía estatal se ha contraído frente a una menor actividad en el sector petrolero, y bajó de 158.7% en el 2014 a 117.4% del Producto Interno Bruto nacional en el 2015, que, a su vez, afecta su nivel de participaciones.

La agencia prevé que las participaciones podrían disminuir 10% en el 2017. “Si el programa de austeridad de gastos previsto no se implementa con éxito, Tabasco podría registrar altos déficits financieros que conduzcan a aumentos de la deuda superiores a las expectativas actuales de Moody’s y a un mayor deterioro de las métricas de liquidez”.

También Moody’s afirmó las calificaciones de emisor de “A1.mx” (escala nacional) y “Ba1” (escala global) de la entidad, cuya decisión toma en cuenta el hecho de que algunas de sus métricas continúan en el mismo nivel que sus pares nacionales con calificación de “Ba1”, a pesar de enfrentar mayor presión relacionada con la disminución de las actividades económicas del sector petrolero.

Principalmente, la afirmación refleja bajos niveles de deuda, déficits financieros moderados registrados durante los últimos dos años y un adecuado nivel de liquidez.

“A pesar de la resiliencia relativa del estado durante el 2015 y el 2016 ante la caída del precio del petróleo, Tabasco registró déficits financieros moderados equivalentes a 1.7% de los ingresos totales promedio en estos dos años. Esto reflejó una disminución de los ingresos propios en el 2015 e incrementos del gasto corriente tanto en el 2015 como en el 2016”, asegura la agencia.

Espera que la entidad registre mayores déficits financieros durante el 2017 y el 2018 de alrededor de 4%; “probablemente, esto lleve a un moderado incremento de los niveles de deuda del estado”.

Déficit

El déficit presentado el año pasado fue financiado, en parte, a través de la adquisición de un crédito con Banamex por 450 millones de pesos, con pagos de interés fijos. Sin embargo, Tabasco continuó mostrando bajos niveles de deuda equivalentes a 9.1% de los ingresos totales a diciembre del 2016, en línea con sus pares nacionales con calificación de “Ba1”.

No obstante, expone la calificadora, el estado obtuvo un crédito por 700 millones de pesos para financiar parte de su programa de infraestructura en el 2017, por lo que prevé que los niveles de deuda se mantengan en un nivel bajo de 10.2% hacia diciembre de este año.

La liquidez de Tabasco ha sido ligeramente negativa en los últimos dos años. Medida como capital de trabajo neto (activo corriente menos pasivo corriente), la liquidez fue equivalente a -0.5 y -0.2% de los gastos totales, respectivamente, en el 2015 y el 2016, señala la agencia.

(El Economista/Archivo)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s