Se cumple un año de la tragedia del Chapecoense, el mayor accidente del fútbol

El 28 de noviembre de 2016 el mundo se conmocionó con el accidente aéreo más trágico de la historia del fútbol y del deporte cuando el avión que llevaba al equipo Chapecoense a jugar la final de la Copa Sudamericana se estrelló en Colombia.

19 jugadores perdieron la vida en el accidente del del vuelo 2933 de LaMia, el 28 de noviembre de 2016 en Cerro Gordo La Unión, Antioquia. En dónde murió el presidente del club en total fallecieron 71 personas contando tripulación e invitados.

La solidaridad del mundo deportivo llego con las donaciones económicas, préstamos de dinero y la inmunidad del descenso ya que habían perdido casi a toda la plantilla.

El Atlético Nacional de Colombia, pidió cancelar la final de la Copa Sudamericana y entregaron al Chapecoense el título como homenaje póstumo hacía los fallecidos en el accidente aéreo.

Los sobrevivientes:

Alan Ruschel. Lateral. El primer superviviente rescatado, sufrió lesiones en la tibia y abdomen y fractura en una vértebra. Se recuperó y volvió a jugar en el Joan Gamper ante el Barça. Hoy es habitual del primer equipo.

Neto. Central. El último superviviente rescatado, pasó días en estado crítico y fue operado del pulmón, rodilla, cráneo y muñeca. Hoy, se entrena a diario para volver a jugar.

Follmann. Portero. Perdió la pierna derecha en el accidente y fue obligado a retirarse como futbolista profesional. Hoy es comentarista del canal Fox Sports Brasil y embajador del club.

Rafael Henzel. Periodista. El único de los 21 periodistas a bordo que logró salir con vida. Sigue trabajando como narrador de los partidos de la Chape en la Radio Oeste Capital y escribió un libro sobre su experiencia.

Ximena Suárez. Azafata. La última superviviente en dejar el hospital en Colombia. La azafata boliviana dejó la profesión y volvió a dedicarse a la carrera de modelo, aunque sueña superar el trauma y volver a volar un día.

Erwin Tumiri. Mecánico de aviones. El mecánico de aviones salió prácticamente ileso del accidente y fue ingresado sólo por precaución. Hoy sigue dedicándose a la aeronáutica y estudia para ser piloto comercial en Bolivia.

“El Chapecoense es un club que maneja una estructura definida. No descartamos contratar algún futbolista con experiencia internacional, pero no por ahora. Queremos un equipo valiente, guerrero”, declaró Plinio David de Nes Filho, presidente del club.

Para reconstruir el club, finalizando el 2017 se dio el lujo de contar con cuatro extranjeros: Emilio Zeballos (Uruguay), Luis Manuel Seijas (Venezuela), Fernando Guerrero y Cristian Penilla (Ecuador).

Además, para 2018 espera contar con dos de los sobrevivientes en las canchas: Alan Ruschel, quien ya regresó, y Helio Neto, que se pone a punto. “Hemos tratado de conformar un equipo competitivo, ha sido duro después de la tragedia, pero ponemos lo mejor de nuestra parte”, comentó el presidente.

Los retos para Chapecoense siguen siendo elevar su economía, como lo reconoce su máximo dirigente, y dar la pelea en el torneo brasileño, con la intención de tener acción en el plano extranjero.

Los mismos encargados saben que la tragedia marca la historia del club, pero quieren que los dejen de ver como víctimas y para eso le apuestan a un proyecto deportivo lento, pero que va seguro de cara al futuro próximo.

(Con información de: El Universal y AS / Foto: Especial).

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s