Compensarán a familia de hombre tiroteado por la policía con 3.6 mdd

Un jurado del condado de Los Angeles aprobó una compensación de tres millones 600 mil dólares a los familiares de un hombre que fue tiroteado y muerto por agentes del Sheriff, destacaron abogados de las víctimas.

El veredicto fue unánime y aprobado el lunes por un tribunal federal a favor de los hijos de Nicholas Robertson de 28 años de edad y casi dos años después de que fue tiroteado y asesinado por los agentes en la ciudad de Lynwood, un suburbio de Los Angeles.

La familia  interpuso una demanda judicial por el homicidio en 2015 de un hombre que fue tiroteado y filmado lo que llamo la atención en los Estados Unidos, el hombre fue atacado por los agentes mientras caminaba hacia una gasolinera cerca de Long Beach Boulevard y Magnolia Avenue.

La policía dijo que Robertson ignoró las órdenes de dejar caer su arma antes de que los alguaciles decidieran abrir fuego.

La grabación del tiroteo parece mostrar a Robertson caminando y luego gateando, lejos de los ayudantes de policía, que desatan disparos repetidos. Robertson, un padre casado de tres hijos, murió poco tiempo después.

Brian Dunn, un abogado de la firma de abogados Cochran, expresó que los agentes dispararon 33 rondas, golpeando a Robertson más de una docena de veces. Solo los últimos dos disparos resultaron fatales.

“Podría haber vivido si no hubieran seguido disparando contra él una y otra y otra y otra vez. Pudo haber vivido porque sufrió 15 heridas de bala que no ponen en peligro la vida y solo dos fatales y estaban al final”, apuntó Dunn.

“Observamos el entrenamiento del sheriff. Están entrenados para disparar en dos o tres ráfagas redondas y luego volver a evaluar. Ellos no hicieron eso en estee caso”, añadió.

La oficina del fiscal de distrito del condado de Los Ángeles descubrió que los agentes que abrieron fuego, Richard Ochoa-Garcia y Jasen Tapia, actuaron en defensa propia y se negaron a enjuiciarlos, según un memorándum hecho público este año.

Ambos agentes dijeron que Robertson les apuntó con el arma antes de que abrieran fuego, y uno dijo que encontró a Robertson sosteniendo balas en vivo en su mano después de que le dispararon, según el memorándum.

Una autopsia descubrió que Robertson recibió 16 disparos y estaba bajo la influencia de la marihuana y el polvo de ángel en el momento del incidente.

(Con información de: Notimex / Foto: Especial).

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s