EPN toma represalia económica en contra de Chihuahua por denuncia de Corral

El gobernador de Chihuahua, Javier Corral, acusó al gobierno de Enrique Peña Nieto, de imponer una “represalia económica” de 700 millones de pesos al estado por revelar la red de corrupción de César Duarte en dónde muestra que el exmandatario desvió recursos públicos para campañas políticas del PRI.

“A partir de dicho anuncio y ante el esfuerzo del combate a la corrupción que lleva a cabo el Gobierno de Chihuahua (…) se le pretende imponer al pueblo de Chihuahua una represalia económica”, declaró en una conferencia de prensa el mandatario.

Declaró que el secretario de Hacienda, José Antonio González Anaya, le informó a su Gobierno que no se depositarían a la entidad los recursos, “porque la investigación por peculado que la Fiscalía de Chihuahua lleva a cabo pone en entredicho el mecanismo de transferencia”.

Alejandro Gutiérrez fue detenido el 20 de diciembre en Coahuila y trasladado de manera inmediata a Chihuahua, por desvió de 250 millones de pesos y mil 700 millones de pesos, esto acusado de peculado agravado.

El exsecretario general adjunto del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRI es acusado de confabularse para saquear recursos federales destinados para la entidad a través de la simulación de contratos de prestación de servicios al Estado.

Corral Jurado aseguró que el jueves se reunió con el titular de Hacienda, José Antonio González Anaya, para dar seguimiento a los acuerdos de transferencia de recursos federales por 700 millones de pesos para sanear las finanzas del estado.

“Ahí nos fue informado que la investigación por peculado que la Fiscalía de Chihuahua lleva a cabo (contra Alejandro Gutiérrez Gutiérrez) pone en entredicho la transferencia de recursos, razón por la cual han tomado la determinación de incumplir la entrega de los recursos establecidos en los convenios”, aseguró el mandatario.

Expresó que con los acuerdos Duarte recibió mil millones de pesos en 2014 y en mil 183 millo millones en 2015, sin embargo la administración panista solo recibió 770 millones en 2016 y en 2017 se convinieron 700 millones de pesos, que no llegaron por su lucha contra la corrupción.

El mandatario solicitó al presidente Peña Nieto que rectifique esta decisión dentro de la relación institucional en el marco del manejo de la hacienda pública y que dé curso a la solicitud de extradición del exgobernador César Duarte.

Por su parte, el Comité de Participación Ciudadana del Sistema Nacional Anticorrupción (SNA) expresó su rechazo a la reducción a los recursos federales que le corresponden al gobierno de Chihuahua por denunciar los malos manejos de la anterior administración estatal de César Duarte

Antonio Collado, abogado de Alejandro Gutiérrez, realizó una denuncia legal contra la Fiscalía de Chihuahua asegurando que su representante sufre tortura psicológica por parte de esa autoridad.

“A nosotros los abogados nos prohíben el acceso y nos dejan esperando por más de tres horas. Se trata de un tema de tortura en la defensa de Alejandro.

“La ley marca tortura psicológica cuando a una persona le quitan sus derechos, y además le estén ofreciendo a través de su libertad una confesión falsa, lo están torturando y hay un ambiente de alteración psicológica”, expresó su defensa.

El presidente Enrique Peña Nieto, respondió que “de ninguna manera el gobierno de la República se opone al combate contra la corrupción y la conferencia de Corral pareció más un acto político, cargado de signo partidario”, también pidió al gobernador acudir a las instancias pertinentes para hacer valer su denuncia.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público rechazó que la transferencia de Participaciones y Aportaciones federales a los estados se haga con fines electorales. Afirmó que todos los recursos se les hacen llegar en tiempo y forma, conforme lo marcan las leyes y la propia Constitución.

“La SHCP lleva a cabo la programación, presupuestación y ejecución del gasto público en estricto apego al principio de imparcialidad, previsto en el Artículo 134 Constitucional, por lo que no atiende en ningún momento a situaciones electorales, ni está sujeta a partido u organización política alguna”, señaló en un comunicado.

Por su parte el expresidente nacional del PRI, Manlio Fabio Beltrones, declaró que no permitirá que le construyan falsas acusaciones luego de que sugiera de que existen órdenes de aprehensión en su contra, por el desvió de recursos públicos.

Beltrones Rivera señaló que por medio de versiones periodísticas las autoridades del gobierno de Chihuahua pretenden involucrarlo en hechos que “me resultan ajenos y que, por tanto, desconozco”.

“No tengo noticia alguna más las que he leído en algunos medios de comunicación, versiones por cierto, muy alejadas de la realidad”, indicó.

“Es que precisamente es en esta época electoral, en donde es más fácil construir ficción para denostar, en donde deben hacerse respetar los derechos humanos y la fama pública”, declaró el priista.

(Con información de: Vanguardia / Foto: Especial).

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s