Duque gana la primera vuelta de las elecciones en Colombia

Luego de los comicios celebrados este domingo en Colombia en dónde participaron 19 millones 336 mil votantes, el candidato derechista Iván Duque ganó la primera vuelta con el 39.15% de los votos, seguido de Gustavo Petro quién tuvo un 25.9% de los sufragios emitidos de acuerdo con las cifras que dio la Registraduría General de la Nación.

Con este resultados ellos serán quienes participen en la segunda vuelta para elegir al próximo presidente de Colombia, Duque es apoyado por los expresidentes Álvaro Urie Vélez y Andrés Pastrana, por su parte Marha Lucía Ramírez es la que tiene mayores posibilidades de ganar la segunda vuelta para elegir al vicepresidente.

 

El 17 de junio será la vuelta de las elecciones de Colombia, Petro representará a la izquierda que creció en él país sudamericano con el lema “Colombia Humana” y que ha atraído a la juventud del país, sin embargo Duque ha sido un candidato que representa a las alternativa más viable.

Sergio Fajardo, un candidato de centro-izquierda, perdió el boleto a la segunda vuelta por 250 mil votos, pero dejó un registro electoral del 23.7 %, que significa más de cuatro millones 589 mil sufragios.

Fajardo, exalcalde de Medellín y exgobernador de Antioquia, logró votos de un pequeño sector de izquierda, del partido Verde, que se perfila como nueva colectividad en el espectro nacional, el movimiento independiente Compromiso Ciudadano, fundado por el candidato y una amplia franja de opinión, de lo que se conoce como el voto libre.

Este candidato reunió a esa gran masa de colombianos que tienen miedo a un regreso al poder de Uribe Vélez, detrás de Duque, y otros sectores que temen una presidencia de Petro, por su modelo económico y político, que es claramente antisistema.

Fajardo perdió en votos pero ganó en proyección política, si se tiene en cuenta que es un político de 62 años de edad, que no genera miedos en la sociedad colombiana, que tendrá que definir entre dos posiciones políticas totalmente antagónicas: derecha o izquierda.

Los dos candidatos que disputarán la presidencia de Colombia ya hicieron en sus discursos de la noche anterior guiños a Fajardo, valorando sus propuestas de educación y lucha a fondo contra la corrupción, porque la votación que recibió este profesor de matemáticas será decisiva para un triunfo hacia la Casa de Nariño.

Pero lo que se espera es que Fajardo no va a orientar a su electorado y lo que va a hacer es que entregará una serie de elementos al debate, pero dejará que el elector defina de forma libre y a conciencia su voto el 17 de junio.

En este escenario los 4.5 millones de electores de Fajardo se van a dividir de la siguiente forma: los que temen el regreso de Uribe Vélez a través de Duque, se irán con Petro y los que tienen miedo de un gobierno de izquierda encabezado por Petro se pueden ir con Duque, y otra parte se abstendrá o votará en blanco.

En esta situación el candidato de la derecha tiene un alto porcentaje de ganarle a Petro, pero no la tiene totalmente definida, y va a depender de los debates que se realizarán en estas dos semanas en donde destacarán tres temas esenciales: Defensa de los Acuerdos de Paz con las exguerrillas de las FARC, la lucha contra la corrupción y la situación de Venezuela.

Duque reiteró que modificará el Acuerdo de Paz con las FARC, en puntos como participación en política y la justicia transicional, en cuanto el tema de la lucha contra la corrupción,  dijo en esta campaña que luchará a fondo contra este fenómeno, pero el problema que tiene es que cuenta con el apoyo de sectores políticos claramente comprometidos con delitos de corrupción.

Mientras que Petro, un militante del otra grupo rebelde M19, es un defensor a fondo del Acuerdo de Paz y ha planteado que los cumplirá, pero además aseguró que gobernará con la Constitución de 1991, que fue esencial para poder avanzar en las posibilidades de negociación política para resolver el conflicto armado con las FARC.

Cuando estuvo en el Congreso, Petro fue quien lideró las denuncias contra la corrupción en la clase política, sus vínculos con los grupos paramilitares de extrema derecha, una actitud que es reconocida por sirios y troyanos en este país sudamericano.

Con las ventajas y desventajas que cada candidato tiene en su experiencia política y con sus propuestas programáticas para dirigir los destinos de Colombia en los próximos cuatro años, serán los insumos para sumar o perder votos con miras a llegar a la Casa de Nariño.

(Con información de: Notimex / Foto: VPI ).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s