Carmen cumple 301 años con la ilusión de una segunda oportunidad petrolera

16 de julio de 1717, el sargento Alonso Felipe de Andrade, murió en una sangrienta batalla contra los piratas, murió con la esperanza de liberar a la isla y entregarla al gobierno de la Nueva España.

En su lecho de muerte pidió que nombraran a la ciudad como “Isla del Carmen”, en honor a la patrona de los marineros, a quién le atribuyeron la victoria sobre los corsarios.

301 años después, en el 2018, inicia una nueva era, Carmen ha vivido durante año de su riqueza natural, primero el chicle, en dónde la industria Adams puso su mira a la isla, que abandonó esa industria para empezar  con la del coco.

Años después inicio la industria del palo de tinte, los franceses y belgas llegaban a la isla con barcos cargados de “tejas” para nivelar los buques que eran vaciados y llenados luego con el palo de tinte, utilizado para pintar las telas que vestían a los europeos.

En 1946 empezó una terrible crisis económica, luego de que los estadounidenses abandonaran la isla al finalizar la II Guerra Mundial en dónde habían construido un aeropuerto e intento comprar el territorio pero que finalmente no fue vendido por el gobierno mexicano.

El camarón fue la industria más importante, congeladoras, barcos y astilleros empezaron a formarse hasta 1970 cuando la “Virgen del Carmen” fue paseada en las aguas, un año después en 1971, fue descubierto el petroleo por el pescador Rudesindo Cantarell, entonces inició una etapa petrolera importante que duró hasta el 2012 cuando la crisis petrolera mundial causó una crisis económica como la de los años 40′.

En 2018 parece que todo viene para bien, el presidente electo de México prometió mover las oficinas nacionales de Pemex a la isla, construir la refinería y con la esperanza de la exploración en aguas profundas esperan una segunda oportunidad.

Hay mucha historia que contar en Carmen, una isla que al ser descubierta fue abandonada por “carecer de riqueza”, paso a manos de los piratas, perteneció a Tabasco, Yacatán y hasta a Puebla porque no sabían en dónde se ubicaba, finalmente se acomodó en Campeche.

301 años de historia, llena de batallas y riquezas, tesoros enterrados que aun no son descubiertos y oportunidades que sin duda van a seguir llegando.

(Redacción de: ST Noticias / Foto: Especial).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s