Destapan red de sobornos millonarios en Argentina durante la era de los Kirchner

Empresarios y funcionarios de Argentina se ampararon ante la justicia como “arrepentidos” para confesar sobre una amplia red de sobornos millonarios que fueron entregados al expresidente fallecido Néstor Kirchner y su esposa Cristina Fernández de Kirchner.

El escándalo de corrupción que conmueve a la sociedad argentina tuvo un capítulo clave gracias a Claudio Uberti, el ex titular del Órgano de Control de las Concesiones Viales (OCCOVI) que se entregó el pasado lunes a la justicia.

Ubert se convirtió en el primer exfuncionario de alto nivel en denunciar que él mismo recolectaba los millonarios sobornos en dólares en efectivo que entregaba personalmente a Kirchner, el ex presidente que falleció en 2010.

La fortuna ilegal, aseguró, se dejaba en la residencia presidencial de Olivos, en la Casa Rosada (sede del gobierno), en el departamento que los Kirchner tienen en Buenos Aires o se enviaba en aviones a Santa Cruz, la patagónica provincia que Kirchner gobernaba antes de ser presidente.

Explicó que un día llegó a la casa de los Kirchner en esta capital con 10 millones de dólares, “y como no estaban Néstor ni Cristina, pedí conocer el dormitorio pero no se podía pasar, estaba repleto de valijas, bolsos y mochilas con billetes”.

También afirmó que en estas entregas estaba presente la ex presidenta, lo que complica la situación judicial de Fernández de Kirchner, ya que es la primera vez que un testimonio la imputa de manera directa como beneficiaria de los sobornos.

En la declaración de Uberti, que fue publicada en la prensa local, destaca la descripción del supuesto maltrato que el ex funcionario recibía de Kirchner, a quien acusó de gritarle, exigirle mayor recaudación de dinero ilegal, siempre en dólares, e incluso de agredirlo físicamente.

Uberti fue considerado una especie de “embajador paralelo” de Argentina en Venezuela cuando la relación de los Kirchner con el fallecido expresidente Hugo Chávez pasaba por su mejor momento, aunque estaba sospechosa de acuerdos ilícitos.

El exfuncionario salió del gobierno cuando estalló el escándalo de Guido Antonini Wilson, un empresario venezolano que en diciembre de 2007 fue detenido en el aeropuerto de Buenos Aires con 800 mil dólares en efectivo que siempre se sospechó eran enviados por Chávez para los Kirchner.

Cabe destacar que en otras investigaciones en las bitácoras de los viajes de Óscar Centeno que era chofer de un alto funcionario, se detalla la hora y lugares en dónde se entregaba el dinero, personas que iban, horas y salidas.

Algunas empresas que daban los sobornos eran de la familia Macri antes de que asumieran la presidencia, con al menos 200 millones de dólares ilegales, una docena de funcionarios revelaron los hechos así como un jefe de gabinete que reconoció que algunos pagos fueron utilizados para campañas electorales.

(Con información de: Notimex / Foto: Especial).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s