México pierde con el nuevo TLCAN pero AMLO y EPN lo querían: The Economist

Las concesiones que México otorgó al presidente Donald Trump, son en su mayoría dañinas, expresó el diario británico The Economist en su artículo “El trato de Estados Unidos a México empeorará con el TLCAN”.

“El acuerdo se ve bien para Estados Unidos solo a través del prisma distorsionador del mercantilismo del Presidente. Y Trump está siguiendo su agenda comercial con una velocidad imprudente que hace que sea más probable un resultado caótico”, menciona la revista británica especializada en negocios.

“Él (Trump) ha intimidado su camino a lo que él ve, equivocadamente, como un mejor trato con México; él tiene la intención de hacer lo mismo con Canadá. Está utilizando el absurdo pretexto de la seguridad nacional para justificar sus amenazas de aranceles de importación de automóviles, con el fin de eludir las reglas de la Organización Mundial del Comercio. Las economías de América del Norte pueden soportar esta locura. Pero el sistema de comercio global basado en reglas, que depende de la buena voluntad entre países, puede resultar más frágil”, concluye The Economist.

Los temas del sector automotriz, donde casi una docena de modelos ensamblados en México podrían no cumplir con las nuevas reglas, y el agrícola, en donde se excluyó al maíz, son algunos puntos en contra en el nuevo acuerdo.

Explica que“si Canadá termina plegándose al acuerdo, las bases del TLCAN se mantendrían intactas. Pero habría varios cambios importantes, especialmente en los automóviles. Hoy, el 62.5% de los componentes de un automóvil deben fabricarse en América del Norte para que el vehículo evite las tarifas”.

“Eso aumentará al 75%. Casi la mitad de los componentes necesitarán haber sido fabricados por trabajadores que ganan al menos 16 dólares por hora (304 pesos a tipo de cambio de 19 por dólar). Debido a que el salario promedio de los trabajadores manufactureros mexicanos es de 2.30 dólares, el beneficio para algunas empresas de mudarse al sur de la frontera disminuirá enormemente”.

“Es preocupante que parezca que Estados Unidos aún puede imponer algunos aranceles a las importaciones de automóviles desde México, si exceden una cuota determinada. Eso pondría a la fabricación de automóviles mexicana en una camisa de fuerza”, detalla el texto.

“México adherido a tantas de las demandas de Trump en parte por razones políticas internas. Le conviene tanto al Presidente saliente, Enrique Peña Nieto, como a su sucesor, Andrés Manuel López Obrador, firmar cualquier acuerdo antes de la transición el 1 de diciembre”, añade el diario.

“Pero el principal factor fue la amenaza de Trump de imponer aranceles a todas las importaciones de automóviles, no solo a los que están por encima de cualquier cuota, una amenaza que todavía se cierne sobre Canadá. El Presidente (Trump) aún puede extender sus tácticas duras a sus tratos con el Congreso, cancelando el TLCAN original para obligar a los legisladores a elegir entre el nuevo acuerdo y el caos”.

El artículo señala queEstados Unidos está acostumbrado a que los presidentes den la vuelta a Washington. Sin embargo, indica que la actitud de Trump hacia el comercio es excepcionalmente imprudente.

(Con información de: Notimex / Foto: Especial).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s